OPINIÓN: Liga de Portoviejo y El Dulce Sueño



Documento de opinión personal.

No acostumbro a “pasar la franela” a nadie. Sin embargo, hay que reconocer la gestión que cumple la actual dirigencia de Liga de Portoviejo comandada por José Zambrano, Santiago Montenegro y Eder Cevallos.

Después de varios años de penurias se conformó un cuerpo directriz con todas las de ley. El desorden imperaba en este equipo, que después de haber participado por última vez en la Serie “A” en el 2009, se fue al despeñadero.

Nombrar a quienes contribuyeron con la debacle del club está por demás, ya los aficionados los tienen muy bien identificados.

Pero bueno, no voy a martirizar más a los seguidores de este ícono de la provincia con esos nefastos recuerdos. 

El cambio ha sido sustancial, desde hace muchos años Liga de Portoviejo no ha tenido a un consolidado grupo de personas para conformar una verdadera directiva. Ahora quieren demostrarle al país que el ÍDOLO DE MANABÍ (aunque a algunos les dé dolor de barriga) merece estar en el fútbol de privilegio.

La empresa pública y privada volvió a confiar en el club al promover sus firmas en las vallas estáticas del estadio Reales Tamarindos y en su indumentaria. La muestra está en que Marathon viste a los jugadores en un torneo de segunda categoría que no tiene atractivo alguno.

Se manejan como los grandes clubes: Hay gerente deportivo, presidente de la comisión de fútbol, presidente de las divisiones formativas, gerente de marketing, director de comunicación.

Los sueldos al personal están al día, se ha conformado un comité de damas, en los próximos días saldrá al aire el programa televisivo “Pasión Verde y Blanco”.

Se honraron deudas con jugadores y ex empleados, con el Servicio de Rentas Internas, con El IESS, se negocia una deuda con el Banco Comercial de Manabí, herencia de administraciones pasadas. Todo esto deja entrever lo ambicioso de este proyecto implantado por la dirigencia.

Hasta el momento todo marcha a la perfección, los resultados se están dando en el torneo en busca del objetivo, la dirigencia cumple con lo que le corresponde. Solo resta que la afición acompañe de manera mayoritaria al equipo en su propio reducto.

Aplausos Zambrano, Montenegro, Cevallos y compañía, no puedo desconocer la gran labor que están cumpliendo al frente de Liga de Portoviejo y es una opinión generalizada.

Éste es por el momento el dulce sueño, aspiramos que se extienda por el periodo que le corresponde… Ojo con eso.

Redacción: Lcdo. Fabricio Pico