Vuelta a la página y el compromiso de mejorar


Tras la estrepitosa caída experimentada este fin de semana ante el Gualaceo, los jugadores de Liga de Portoviejo iniciaron este lunes una nueva semana de trabajos, de cara a su encuentro frente al Deportivo Quevedo en condición de local.

El cuadro universitario laboró en el complejo de la Fundación. Jugadores y cuerpo técnico dialogaron durante media hora, sacando a limpio lo que aconteció en el cotejo pasado.

Luego, los dirigidos por Miguel Parrales Cantos realizaron trabajos físicos y futbolísticos, bajo las órdenes de César Vallejo, Eugenio Zambrano y Vicente Viteri.

En la práctica no estuvieron presentes los uruguayos Jonathan Soto, Danilo Suárez y Atilio Alves, quienes viajaron a Guayaquil para arreglar asuntos relacionados con su Visa de trabajo. De su parte, el portero Bonard García, solicitó permiso para arreglar asuntos personales.

“No entendemos qué nos pasó, pero son cosas del fútbol, debemos de corregir ciertos aspectos que no deben pasar más, ahora nuestra reivindicación está frente al Quevedo este domingo”, comentó el volante manabita Hugo Vélez.

Para el encuentro frente al Deportivo Quevedo este domingo desde las 15h00 en el estadio Reales Tamarindos, el técnico Parrales podrá contar con Jackson Quiñonez, tras cumplir la suspensión impuesta por la comisión disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

“Nadie quiere perder, peor de la manera como caímos, sin embargo, debemos tener la tranquilidad para afrontar este tipo de resultados, vamos a conversar con el cuerpo técnico y buscaremos alternativas que nos permitan seguir con la mirada en la Serie A”, refirió Michael Linzán, presidente de Liga de Portoviejo.

De su parte, Miguel Parrales analiza la posibilidad de realizar variantes con relación al rol titular que venía jugando en los últimos cotejos. Todo esto se dilucidará en las prácticas futbolísticas que realizará el plantel previo al lance frente al Quevedo.

Redacción: Lcdo. Fabricio Pico Delgado 
13 de abril del 2015.